Texto en Homenaje al “Día de la Memoria y Solidaridad con las Víctimas del Atentado contra la Embajada de Israel”

Extracto de la Ley acerca del atentado a la Embajada de Israel en Argentina el 17/5/1992:

“Tenemos un pasado, un presente y un futuro que se construye con pequeños y grandes hechos que nos atraviesan y que marcan el destino de nuestras vidas y de nuestra sociedad. Tenemos un pasado que recordar. El 17 de marzo de 1992 y por primera vez en la historia de nuestro país, fuimos víctimas de un atentado terrorista de características internacionales. El edificio de la Embajada de Israel quedó totalmente destruido y fueron dañados la Iglesia, el asilo y la escuela lindante. 29 personas murieron y cientos quedaron heridas entre trabajadores, vecinos y caminantes ocasionales que se encontraban cerca de la esquina de Arroyo y Suipacha. A las 14.50, sus proyectos personales, sus sueños, y el de sus familiares y amigos quedaron interrumpidos por el odio y la maldad. Todo cambió, nada volvió a ser igual, madres sin hijos, niños sin padres, amigos sin compañeros. El terrorismo no discrimina. El terrorismo ataca, destruye y daña con el objetivo de instaurar el miedo y promover el fanatismo. El terrorismo no respeta la vida. El vacío que dejó la bomba se enfrenta con nuestros valores democráticos, con nuestra defensa por los derechos humanos más allá de cualquier credo o nacionalidad. La buena convivencia, el encuentro y el pluralismo cultural nos distinguen como país, nos potencia y nos enriquece. En la República Argentina condenamos enérgicamente los actos terroristas, porque las heridas y secuelas del atentado no pueden quedar impunes y tienen que servir para continuar trabajando en la búsqueda de la verdad y la justicia. Debemos siempre honrar la memoria de quienes fueron víctimas de la barbarie y promover la paz, el amor y la solidaridad. Tenemos historia, tenemos presente y tenemos la oportunidad de construir entre todos, un futuro mejor.”

Para acceder al texto completo , haz click acá