La embajada de Argentina en Israel conmemoró el 28° aniversario del atentado a la AMIA con la presencia del ministro de Justicia israelí, Gideon Sa’ar, quien acompañó al encargado de negocios y cabeza de la embajada Francisco Tropepi.

La ceremonia contó además con la participación de sobrevivientes y familiares de las víctimas; el miembro de la Knésset argentino-israelí, Eitan Ginzburg; el presidente en Israel del Congreso Judío Mundial, Gad Arieli; el presidente del Congreso Judío Latinoamericano, Jack Terpins; el vicepresidente mundial del KKL, Hernán Feldman; y la presidenta de la Federación Argentina de Centros Comunitarios Macabeos (FACCMA), Mónica Sucari.

“Estamos orgullosos de ser un pueblo que trabaja por la paz, de tener liderazgo en diálogo interreligioso y de vivir en la diversidad. Somos un pueblo constructivo donde convive el diálogo entre las religiones. Todos los argentinos fuimos víctimas de este atentado. Aunque los terroristas eligieron como blanco a una destacada institución de la comunidad judía argentina, se trató de un golpe artero contra la democracia, la libertad y toda la sociedad argentina. El objetivo común de toda manifestación del terrorismo es destruir todo aquello que se oponga a sus visiones u objetivos políticos”, señaló Tropepi, a cargo de la delegación diplomática desde la salida de Sergio Uribarri.

“El Gobierno de la República Argentina se encuentra plenamente comprometido en hacer justicia para las víctimas del atentado. En efecto, el esclarecimiento de este acto terrorista es una deuda permanente de la República Argentina”, agregó.

En el acto también estuvo presente el presidente de la DAIA, Jorge Knoblovits, quien señaló que “la negativa de las autoridades iraníes de colaborar con la Justicia de nuestro país nos obliga a todos a buscar alternativas para que los imputados finalmente se presenten y se haga justicia”.

Más noticias de Israel en Aurora