Israel paralizó este jueves sus actividades durante dos minutos ante el sonido de las alarmas antiaéreas en todo el país, en recuerdo de los seis millones de judíos asesinados por el régimen nazi durante la Segunda Guerra Mundial.

Como todos los años y en ocasión del Día en Recuerdo de las Víctimas del Holocausto, las sirenas que usualmente se utilizan para avisar de ataques aéreos se activaron a las 10.00 (7.00 GMT) y sonaron por 120 segundos.

Durante este tiempo la población frenó su marcha, los comercios interrumpieron su actividad y los vehículos se detuvieron en el lugar en el que se encontraban.

Dos minutos enteros de silencio absoluto, en los que algunos bajan la mirada y otros se emocionan hasta las lágrimas, antes de continuar con sus actividades al detenerse la sirena.

Esta tradición es una de las varias que caracterizan esta jornada de memoria y de luto en el país, y que comenzó anoche con una emotiva ceremonia en el museo del Holocausto de Jerusalén (Yad Vashem), en la que sobrevivientes del genocidio nazi encendieron seis antorchas, una por cada millón de judíos exterminados.

Durante el día de hoy están previstas múltiples actividades vinculadas a la memoria del Holocausto en escuelas, bases militares y oficinas públicas.

Algunos de los principales actos de esta jornada tienen lugar en la Knéset (Parlamento), donde esta mañana se llevó a cabo un encendido de velas que antecede a una lectura de nombres de víctimas del Holocausto por parte de diputados israelíes.

Estas ceremonias cuentan con la presencia hoy de la presidenta del Parlamento alemán (Bundestag), Bärbel Bas, que dijo: “Inclino mi cabeza con humildad y vergüenza ante las víctimas del Holocausto. No debemos olvidar, y no olvidaremos. De nuestra culpa, viene nuestra responsabilidad”. EFE

Más noticias de Israel en Aurora