“Llamamos a los ciudadanos israelíes en el país a que abandonen Ucrania de inmediato hacia los países vecinos del oeste”, siempre teniendo en cuenta y “dependiendo de la situación de seguridad”, declaró el Ministerio de Exteriores en un comunicado.

Según concretó, diplomáticos de la Embajada israelí estarán para varios cruces fronterizos entre Ucrania y Polonia, Eslovaquia, Hungría y Rumanía para atender a los israelíes que quieran cruzar.

Israel evacuó a miles de israelíes residentes en Ucrania estas últimas semanas, pero se estima que solo se marcharon unos 4.000 y que 8.000 personas aún están en el país, donde también reside una importante comunidad judía local.

Ahora solo se puede salir del país por vía terrestre, porque “el espacio aéreo y todos los vuelos del país fueron cancelados”, dijo Exteriores.

La ministra de Inmigración y Absorción, Pnina Tamano-Shata, reiteró hoy en una conferencia que Israel “está preparado para brindar asistencia humanitaria inmediata a Ucrania”, y aseguró que su país “está listo para aceptar a miles de inmigrantes judíos”.

Israel apoyó ayer “la integridad territorial y la soberanía de Ucrania” tras el reconocimiento ruso de la independencia de las autoproclamadas repúblicas de Donetsk y Lugansk y la orden de envío de tropas de Moscú a estos territorios, e instó a buscar “una solución diplomática que lleve a la calma”.

Israel es uno de los principales aliados exteriores de Estados Unidos, estrecho socio de la OTAN y también de Ucrania, pero a su vez tiene una fuerte entendimiento geoestratégico con Moscú en Oriente Medio, con quién se coordina para atacar contra posiciones iraníes en Siria, por lo que mantuvo un perfil muy bajo en la actual crisis. EFE y Aurora

Más noticias de Israel en Aurora