León Gieco

En una nueva acción para renovar el compromiso con el ejercicio de la memoria y el reclamo de justicia, AMIA y la Asociación de Familiares de Desaparecidos Judíos realizaron de manera virtual, el miércoles 24 de noviembre, el decimoctavo acto de homenaje a las víctimas judías de la última dictadura militar.

Con la conducción de la periodista Gisela Busaniche y la participación artística de Hilda Lizarazu, Lito Vitale y León Gieco, la conmemoración contó con las palabras y las reflexiones del presidente de la institución Ariel Eichbaum, de familiares de desaparecidos y del filósofo Darío Sztajnszrajber.

Quienes quieran revivir el emotivo homenaje realizado, ver algunos de los momentos más significativos y relevantes del acto o compartir su contenido, pueden hacer click en este enlace

MEMORIA, VERDAD Y JUSTICIA

“Hoy homenajeamos, recordamos, y nos emocionamos nuevamente por nuestros hermanos de la comunidad judía desaparecidos en la última dictadura que sufrió nuestro país”, expresó en su discurso. “Realizamos este acto con la convicción de que cuantos más aspectos de la vida social tengan como objetivo el recuerdo permanente, de traer al presente la desgracia que nos pasó como sociedad, nos inmuniza de algún modo de los discursos de odio, de intolerancia, de la violencia, y de ese modo podemos construir entre todos un destino común basado en la memoria, la verdad y la justicia”, concluyó el presidente de AMIA.

Por su parte, en nombre de la Asociación de Familiares de Desaparecidos Judíos, Paula Scheinkopf, sobrina de Daniel Rus, fue la encargada de compartir su mensaje desde el edificio de la ex ESMA.

Ariel Eichbaum, presidente de AMIA

“Daniel desapareció el 15 de julio de 1977. Él era físico nuclear y trabajaba como becario en la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA). A sus casi 27 años fue secuestrado en la sede de Constituyentes de la CNEA, junto a varios compañeros y compañeras. Desde ese día, nunca más se supo nada de él”, relató Scheinkopf. “Las heridas siguen abiertas, los testigos siguen contando, los genocidas siguen siendo juzgados y encarcelados, los nietos siguen apareciendo. Por eso seguimos y vamos a seguir, las nuevas generaciones, recorriendo, marchando, y recordando, con viejos rituales y con nuevos también. Acá estamos”, aseveró.

Se estima que entre 1976 y 1983 desaparecieron en la Argentina 1.900 personas de origen judío. La conmemoración también contó con los testimonios de Vera Jarach, Clara y Marcos Weinstein, Javier Bedne, Debora Dricas y Zulema Chester, familiares que recordaron a sus seres queridos y renovaron el pedido de justicia.

A su turno, el filósofo Darío Sztajnszrajber reflexionó acerca de qué es y qué hacer con ese tiempo que llamamos “pasado”. “El pasado tiene que ver no sólo con lo que sucedió, sino también con lo pendiente. El rememorar es una manera de recuperar eso que pasó pero con todo lo que dejó abierto”, sostuvo. “Volver hacia el pasado en miras del futuro. Cada acto, cada homenaje, es una forma de construir presente”, manifestó.

En el homenaje se repasaron además las diferentes iniciativas que desde AMIA -a través del área de Educación y AMIA Joven- se realizan a lo largo del año para recordar a los desaparecidos y preservar su legado. Visitas al Parque de la Memoria, al Espacio Memoria de la ESMA, encuentros con familiares de desaparecidos judíos, son algunas de las propuestas educativas que se llevaron adelante en 2021 y de las que participaron más de 600 alumnos.

Hilda Lizarazu y Lito Vitale

Entre los momentos más emotivos de la recordación se destacaron las presentaciones artísticas de León Gieco, quien cantó el tema “Momentos peligrosos”, y de Hilda Lizarazu y Lito Vitale, quienes interpretaron la canción “Los dinosaurios”, compuesta por Charly Garcia.