Durante una breve reunión de trabajo en el Kremlin, el primer ministro, Benjamín Netanyahu, agradeció al presidente ruso, Vladímir Putin, la liberación de la joven israelí, condenada a siete años y medio de prisión por contrabando de drogas.

“En nombre de todo el pueblo israelí quiero agradecerle la celeridad en la toma de decisión sobre la liberación de Naama Issachar”, afirmó.

Además, agregó Netanyahu que “las relaciones entre Rusia e Israel nunca han sido tan buenas y tan fuertes” como ahora.

Putin, a su vez, subrayó que Issachar,  “no había cruzado aún la frontera rusa” al momento de ser detenida y aclaró que “eso era muy bueno para ella”. El líder ruso precisó también que los estupefacientes fueron hallados en el equipaje de la joven “mientras este era transportado de un avión al otro”.

“Transmita nuestros mejores deseos a ella, su familia y su madre”, dijo el líder del Kremlin.

Tras la corta reunión con Putin, Netanyahu y su esposa Sara, se reunieron con Issachar y su madre en el aeropuerto moscovita de Vnukovo, un encuentro que celebraron con sonrisas y abrazos, según un vídeo difundido por el propio primer ministro en redes sociales.

“Es muy emocionante verla. Ahora vamos a volver a casa”, dijo Netanyahu a la joven, según un mensaje de su oficina publicado en Twitter.

De acuerdo con la agencia Interfax, la israelí liberada abandonó Moscú a bordo del avión del primer ministro.

La semana pasada, durante el Quinto Foro Mundial del Holocausto celebrado en Jerusalén, el jefe del Gobierno israelí presentó a la madre de Naama con el presidente ruso, y éste le prometió que “todo estaría bien”.

De acuerdo a la defensa de Issachar, su clienta no se reconoció culpable durante todo el proceso judicial y tampoco antes de solicitar el indulto al presidente ruso. EFE

Más noticias de Israel en Aurora.