Ser socio de AMIA significa asumir la responsabilidad de estar más cerca y de ser parte del legado que nos inspira a continuar Reparando el Mundo todos los días.
Transmitir el orgullo de ser parte y sumar nuevas voluntades, asegura la continuidad de la vida judía.

Si aún no sos Socio, AHORA ES EL MOMENTO.

Hagamos y construyamos, juntos, nuestra comunidad.

Hoy, y para las generaciones venideras.

Sumate: completá la solicitud, imprimila, y enviala por mail (junto a la fotocopia de tu DNI) a socios@amia.org.ar; también podés enviarla por fax al 4959-8857 o acercarte personalmente a Pasteur 633.