Publicado el: 29/08/2017

120 años del Primer Congreso Sionista

La añoranza judía por la Tierra de Israel es milenaria. Los salmos compuestos durante el exilio babilónico, hace unos 2600 años, constituyen un testimonio viviente del ferviente deseo de retornar a la Tierra de nuestros ancestros, que se mantuvo en todas las generaciones y se expresó en plegarias, libros y viajes de individuos y grupos para establecerse en Israel.

La figura de Teodoro Herzl (1860-1904) añadió al Sionismo una dimensión nueva. Herzl montó un aparato político destinado a crear un Estado Judío moderno. Trabajó incansablemente para concientizar a las comunidades judías de la necesidad de luchar por un Estado Judío, y realizó innumerables gestiones políticas para obtener el reconocimiento internacional para esta empresa.

Uno de los hitos fundamentales de la historia judía moderna es el Primer Congreso Sionista, que empezó a sesionar en Basilea, Suiza, el 29 de agosto de 1897 con 197 representantes de las organizaciones sionistas de todo el mundo.

Poco después de la finalización de este Congreso, Herzl escribió: “Si tuviera que sintetizar el Congreso de Basilea en una frase, diría que en Basilea senté las bases del Estado Judío. Si dijera esto en voz alta, me responderían con una carcajada universal. Pero en 50 años, todos estarán de acuerdo conmigo. En su esencia el Estado Judío ya ha sido creado.”

50 años más tarde, la ONU decidía la célebre partición de Palestina en un Estado árabe y uno judío, y unos meses después el Estado de Israel proclamaba su independencia.

La imagen que ilustra esta nota es un fragmento del mural instalado en el aeropuerto internacional Ben Gurión para conmemorar los 120 años de historia sionista.


Imágenes
Image
1 de 1

Enterate como ayudar
blog
Recibí nuestras novedades