Publicado el: 30/08/2018

Exhumación de cuerpos

Tengo el agrado de dirigirme a Ud., a fin de elevar a su conocimiento lo que establece la religión judía en cuanto exhumación de un cuerpo de su tumba, como también, acerca de la práctica de la cremación de un difunto.

Con respecto a la exhumación de cuerpos:

A- Según establece nuestra religión está prohibido desenterrar a un muerto, o sus restos óseos, tal como se determina en el Talmud de Jerusalén, tratado Mohed Katan, capítulo 2 –Apartado 4.

B- En el Talmud de Babilonia tratado Yebamot capítulo 6 – página 63, se expresa sobre el versículo 15, en el libro Samuel 1, capítulo 12: “Pero si no escuchareis la voz del Eterno, rebelándose contra el mandamiento del Eterno, la mano de D. será contra vosotros como estuvo contra vuestros padres”, acerca de esto manifiesta el Gran Exégeta Raba hijo de Shemuel, que este versículo se refiere a la gravísima transgresión de exhumar a los muertos o sus restos. Como enseña el maestro: “por los pecados de los vivos se exhuman los muertos”.

C- Esta prohibición rige ya sea en el caso de querer enterrar al difunto en un lugar de iguales características, como también el traslado de un lugar inferior a otro de mayor importancia, y ni que decir de un lugar de respeto a otro inferior.
Se permite de manera excepcional su traslado a la tierra de Israel, por ser de inmenso beneficio para el alma del difunto. Código de leyes, Tratado Yore Deha capítulo 363 inciso 1. Talmud de Jerusalén tratado Mohed  Katan capitulo 2- Apartado 4.

D- Esta prohibición rige también, aunque haya sido enterrado con cajón, Tratado Zihron Meir, primera parte, apartado 19, capítulo 2, inciso 1.

E- Es de gran importancia saber que no solo está prohibido desenterrar el cadáver sino que ni siquiera está permitido abrir la Tumba. Código de leyes, Tratado Yore Deha, capítulo 363, inciso 7
.
F- La prohibición de desenterrar a un muerto no tiene límite de tiempo, rige aunque haya transcurrido cientos de años, Tratado de Responsa Mishné Halajot, tomo 9, capítulo 221. Tratado Zijron Meir, primera parte, Apartado 19, capítulo 2 – inciso 1-.

G- Inclusive si una persona fue sepultada en un lugar, donde no reside ahora ningún familiar, y no pueden visitar la tumba de su ser querido por la distancia y/o por carecer de medios; y desean trasladar los restos a un cementerio más cercano, donde residen ahora los familiares, y así poder visitar su tumba, tampoco está permitido. Ver Responsa Iguerot Moshe, tomo 5 capítulo, 162.
Esta prohibición tiene sustento en los siguientes motivos:                                     

1-  El desentierro ocasiona sufrimiento al alma del muerto.

2-  El desentierro produce una falta de respeto hacia el muerto pues nos está prohibido ver la cara de toda persona una vez que fue confirmada su muerte. Menos todavía, verlo en estado de descomposición o en estado cadavérico. Responsa Hajan Zevi, capítulo 50,  Responsa Havot Yair, al final, - Responsa Shebut Yaacob, segundo tomo, capítulo 103.

3- En el libro de Responsas Nodah Bihuda, tratado Yore Deha, capítulo 164, está escrito que la prohibición existe también por respeto a las personas, para que estos no vean el estado al que llega la persona al final de su vida.

Con respecto a la práctica de la cremación de cuerpos:
1- La cremación de un cuerpo, se encuentra prohibido, según el Código de Leyes judío.
2- Convertir en cenizas a un difunto es considerado una maldición y ocasiona un daño irreparable al alma del difunto, ya que esto impide que sea enterrado dentro de un cementerio comunitario, tal como marca la ley judía, imposibilitando así su futura resurrección con la llegada del Mesías.
Cabe aclarar que cualquier persona que esté enterrado en nuestros cementerios, se encuentra bajo nuestra tutela, por ello, es nuestro deber protegerlo a cualquier costo.
Por lo antes mencionado, se debe denegar cualquier solicitud de exhumación y/o cremación de fallecidos, para así  evitar el grave perjuicio que estas acciones ocasionarían al alma del difunto.

Rabino Gabriel Davidovich



No hay comentarios para este ítem. ¡Sea el primero en comentar!
Comentarios
Enterate como ayudar
blog
Recibí nuestras novedades